Chinches en Zaragoza

Cómo identificar las plagas de chinches

Acabar con las chinches significa ser conscientes de tener un problema con ellas. Una tarea nada fácil, pues su presencia suele pasar desapercibida por el tipo de actividad que desempeñan. Determinar que éstas son las causantes de los problemas que estamos teniendo, puede suponer un auténtico quebradero de cabeza sino se conocen algunas de las claves que nos ayudan a identificarlas.

Una buena detección, a tiempo, puede evitar que la eliminación efectiva de las chinches se vuelva más compleja. Ello, sólo se consigue prestando atención a las señales e indicios que dejan a su paso. Haciendo caso a esas pistas estaremos previniendo el agravamiento de la situación y colaboraremos en mediar correctamente para eliminar las chinches, en Zaragoza, definitivamente.

Y no sólo cuanto a los perjuicios que causan en nuestros hogares, durmiendo en nuestras camas y viviendo en el espacio más íntimo que nos es “robado”. Estas criaturas son todavía más amenazantes cuando se acomodan en lugares como hoteles, donde la problemática toma una dimensión mucho mayor, tanto por la magnitud del conflicto, como por el porvenir del negocio, afectando su calidad de servicio, su buena imagen y su distinguida reputación.

Por este motivo, desde Anticimex, os recomendamos siempre tener esa precaución en mente y echar un ojo a la posible aparición de las siguientes pistas claras, que nos permiten certificar la presencia de chinches, sin permiso, en cualquiera de estos espacios.

  • Picaduras : las chinches se alimentan de noche de nuestra sangre, por lo que, aparecen picadas en zonas como brazos, piernas, manos, pies y cuello, con un picor acuciante y enrojecimiento.
  • Rastro de sangre: al alimentarse por la noche, mientras dormimos, es común poder aplastarlas, sin querer, contra las sábanas.
  • Excrementos: pequeñas manchas oscuras cerca de la cama.
  • Restos de mudas: las chinches crecen y se desarrollan, pasando por distintas fases en las que cambian de muda.
  • Olor: no desprenden un olor característico que nuestro olfato pueda percibir, pero sí para este sentido de nuestras mascotas, especialmente los perros. Si notáis que estos olisquean más de lo frecuente la zona, podéis sospechar.

Ser perspicaces en este sentido y acudir, rápidamente, a la contratación de un servicio profesional que se encargue de exterminar las chinches, aplicando los tratamientos necesarios; nos permitirá disfrutar, cuanto antes, de un ambiente saludable, libre del acecho de plagas que se entrometen donde no deben.

Selecciona el país

    Llámanos ahora 900 828 001