Moscas

Moscas

Las Moscas pueden transmitir enfermedades

No obstante, otras especies de moscas han evolucionado para convivir en asociación con el ser humano, causando no solo molestias por su constante presencia, sino también problemas sanitarios por su capacidad de transmisión de numerosas enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea, la disentería, la diarrea infantil, la lombriz intestinal, la triquina o la solitaria. La transmisión se realiza mediante la recolección de los patógenos causantes de estas enfermedades en el aparato bucal, patas u otras partes del cuerpo cuando éstas se posan en basura, heces o material en descomposición, y luego se transmite a los alimentos, a los animales o al ser humano por contacto.

Algunas Moscas se alimentan de sangre

Las moscas adultas no tienen mandíbulas, en su lugar tienen un aparato bucal de tipo succionador (parecido a una esponja) o de tipo picador (similar al de los mosquitos) para alimentarse de líquidos. Algunas se alimentan de líquidos procedentes de materiales en descomposición, otras de sangre de vertebrados, o incluso algunas moscas silvestres se alimentan solamente de néctar de flores.

Las larvas, en cambio, se pueden alimentar de una gran variedad de alimentos en función de la especie. Pueden alimentarse de excrementos, materia vegetal o animal en descomposición o materiales en estado de fermentación como fruta, verdura podrida o el barro de los drenajes.

El ciclo de vida de las Moscas

Las moscas se desarrollan mediante un desarrollo indirecto completo con tres fases juveniles: huevo, larva y pupa, y una fase adulta. Los adultos se aparean a las pocas horas de nacer.

Cada hembra puede poner distintos lotes de huevos en una sola puesta que puede ser de 75 a 500 huevos dependiendo de la especie. El tiempo de incubación de los huevos también depende de la especie y la temperatura, pero oscila entre las 2 horas y los 3 días. De los huevos aparecen las larvas. Se caracterizan por no tener patas y por tener una cabeza muy reducida y retraída hacia el tórax. Suelen tener una coloración blanca o crema. El tiempo de desarrollo de las larvas también depende de la temperatura y la especie, y puede consistir en 4-20 días.

Cuando están a punto de pupar, las larvas buscan un lugar oscuro y resguardado para pasar la siguiente fase que las convertirá en moscas adultas.

Choose country

    Llámanos ahora 900 828 001