Ratas

Las ratas son un riesgo para la salud

La actividad roedora de estos animales puede causar graves daños estructurales y eléctricos en los edificios afectados. Además, pueden constituir un vector de transmisión de enfermedades a los humanos como la rabia, el cólera, la peste, la hepatitis o la salmonelosis.

El contagio de enfermedades se puede producir por contacto directo a través de una mordedura o de forma indirecta por la ingesta de alimento o agua contaminada que haya estado en contacto directo con los roedores o sus excrementos.

Comportamiento y actividad

Los roedores son animales territoriales que viven en colonias. Cada colonia tiene un macho dominante, una o más hembras, varios machos subordinados y las crías de camadas recientes. En este contexto, se produce una lucha constante entre los machos jóvenes y los machos dominantes por la posesión del territorio.

Los roedores tienen una actividad principalmente nocturna. En el caso de las ratas y a diferencia de otros roedores, crean madrigueras. En el caso de la rata común o de alcantarilla la madriguera es subterránea, y a medida que va creciendo la población se expande y se conecta a otros escondites creando una compleja red de túneles subterráneos. En el caso de la rata negra o de tejado las madrigueras suelen ubicarse en árboles, vigas del techo, áticos o huecos de los techos o de las paredes, y raramente son subterráneos.

Choose country

    Llámanos ahora 900 828 001